Miércoles, 30 Diciembre 2020 14:40

Adiós año 2020!

¡Y le decimos adiós al 2020!

El 2020 será por mucho tiempo un referente de tiempos difíciles para gran parte de la humanidad, un año que será junto a otros años icónicos, un recordatorio doloroso y ambivalente de nuestra humanidad. Años siempre recordados, como: la crisis económica de 1929 o el final de la segunda Guerra en 1945, la última gran pandemia a comienzos del siglo XX; y aunque todos estos momentos fueron terribles en su día, como todos los demás hechos terribles de la humanidad fueron superados.

Las pérdidas quedarán en nuestra memoria, los que se han ido en medio de esta batalla no pueden ser olvidados y su sacrificio no puede ser en vano, porque gracias al sacrificio de muchos podemos sacar grandes enseñanzas de este año turbulento.

El 2020 también aceleró grandes procesos que como sociedad teníamos “En Pausa”: La educación virtual, el teletrabajo, el desarrollo de nuevas interacciones sociales, el respeto por el espacio personal, el orden en las formas de abastecimiento, el respeto de horarios y el cuidado propio en pro del cuidado de los demás, el famoso bien común.

2020 2021

Los emprendimientos también se dispararon y en donde unos negocios encontraron su fin, otros hallaron una base sólida para darle comienzo a sus sueños; los puestos de trabajo que se han perdido en muchos sectores, se han ido e irán ganando en otros, tendremos que darle un cambio al pensamiento y capacitarnos para un mundo tecnológico al que hemos esperado con ansías, pero sin estar preparados en lo absoluto.

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse y como en toda crisis, la inventiva humana logró dar saltos enormes que en otras circunstancias habrían tardado años, incluso décadas: El desarrollo de nuevas plataformas de comunicación, el desarrollo de elementos de desinfección portátiles, el desarrollo de equipos para el sector salud, el desarrollo y adaptación de protocolos de bioseguridad, la habilitación de nuevos espacios de conocimiento colectivo, colaboración y aprendizaje.

El Covid 19,  nos ha arrebatado personas, familias, trabajadores, amigos, compañeros, conocidos, amigos y todos a su manera, son los héroes de este año, todos los que dieron su vida esperando un tratamiento, los que la perdieron probando tratamientos desconocidos, los voluntarios de las vacunas que tuvieron fuertes reacciones, quienes por su edad o sus condiciones médicas no pudieron evitar la muerte, aquellos que fallecieron cuidando a sus semejantes o los que fallecieron después de librar duras batallas con  la muerte; su sacrificio no debe ser en vano y debemos aprovechar los avances y aprendizajes, que nos quedan de tan terrible tragedia.  

Que la empatía se vuelva un valor fundamental, el trabajo en equipo se refuerce desde las habilidades, no desde las metas; que podamos trabajar y compartir en familia de forma equilibrada, que podamos estudiar desde un pupitre o desde el último rincón del país, que podamos respetar el espacio de los demás, que podamos llevar nuestras ideas más allá, que podamos seguir inventando y dando solución a los problemas, sean grandes o pequeños, que el 2021 sea el primer año de una revolución que nos permita poner en práctica, todo lo que con tanto esfuerzo, dolor, pérdida e incertidumbre, hemos aprendido este 2020.

Gracias a todos y cada uno de nuestros asociados, de las empresas, entidades y universidades con quienes tenemos convenio; gracias a todos los que han hecho, hacen y harán parte de ESOCOL Colombia, porque sin ustedes, este 2020 no habría sido posible.

¡Feliz 2021!